La maravilla de la India

Una verdadera incógnita para la humanidad resulta ser el templo de Kailasa, ubicado en Elora, Maharashtra, India, la cual  forma parte de un complejo de 34 monasterios de construcción similar que se extienden sobre un área de 2 km, esculpidos en una montaña. Es lo que podría ser la siguiente maravilla del mundo. Fue ordenado a ser construido por el rey Krishna I de la dinastía Rashtrakuta en la India antigua.

Las construcciones fueron cortadas de la ladera de la montaña, conocidas como las cuevas de Elora. Estos impresionantes monumentos que fueron tallados a partir de un acantilado de basalto, tienen desconcertados a los arqueólogos, ya que para su edificación, se excavaron y transportaron unas asombrosas 400,000 toneladas de roca, en un tiempo no mayor a 18 años, según aseguran. Se calculó que se retiraron aproximadamente 60 toneladas de roca diariamente durante la fase de construcción del templo.

Se estimó que los trabajadores laboraban durante 12 horas al día tirando por lo menos 5 toneladas de roca de montaña por hora. Al día de hoy, se desconoce el método de construcción y las herramientas disponibles durante el periodo.

Arquitectura

El templo de Kailasa, tiene una altura de casi 30 metros, 33 metros de ancho y una profundidad de 50 metros.  Es notable su grado de exactitud sobre la entrada, la cual apunta al oeste, mostrando 270 – 275 en una brújula.

El templo fue dedicado al Señor Vishnu y el Señor Shiva; cuenta con una majestuosa entrada de dos pisos; estatuas de ambos señores alinean el interior del templo. Las arcadas de tres pisos forman el perímetro del patio y exhiben muchas otras esculturas, tanto de los paneles de la belleza y del diseño maravilloso. Complejas y majestuosas escaleras y puentes enlazan las diferentes áreas del templo, sumándose al esplendor del lugar.

¿Quién lo construyó?

Es un hecho que la tecnología disponible en aquel entonces era muy limitada. Los cálculos del tiempo que se tardaron en construirlo, comparado con el alcance transcendental de la edificación nos hace pensar en la posibilidad de que haya sido construido con ayuda extraterrestre. Toda una hazaña arquitectónica que nos deja muchas incógnitas a la imaginación.

Revelan el sufrimiento del sudario de Turín

Se ha especulado bastante sobre los orígenes, y muy en especial, la autenticidad del sudario de Turín, ¿realmente perteneció a Jesús?, ¿es falsificado? Esta y muchas preguntas más se han intentado resolver durante muchos años, donde se ha debatido  hasta el cansancio sobre el misterio tras este lienzo, que se encuentra en la capilla real de la Catedral de San Juan Bautista de Turín; pero recientes investigadores sacaron a la luz algo que dejó perpleja a la humanidad.

Afirman que el sudario de Turín está manchado con sangre de un ser humano torturado hasta la muerte, apoyando así las afirmaciones que sostienen que la tela de lino habría pertenecido al mismísimo Jesús.

Según los autores del estudio el lienzo contiene nanopartículas, la cuales no están presentes en la sangre de una persona sana. Elvio Carlino, uno de los responsables de esta importante  investigación, asegura que dichas partículas revelan el  “gran sufrimiento” de una víctima, misma que posteriormente fue “envuelta en el paño fúnebre”. Lo anterior fue publicado en la revista ‘Plos One’.

Fueron los altos niveles de reatinina y ferritina, partículas que se encuentran en la sangre de personas que han sufrido fuertes traumas, como por ejemplo, la tortura. “La presencia de esas nanopartículas biológicas apuntan a una muerte violenta para el hombre envuelto en el sudario de Turín”, dijo por su parte Giulio Fanti.

El sudario corresponde a una tela de lino que mide casi cuatro metros de largo por uno de ancho y es conocido como ‘sábana santa’ o ‘sudario de Turín’. Se encuentra en la capilla real de la Catedral de San Juan Bautista de esa ciudad italiana.

Dicha pieza impresa, enmarca heridas similares a las obtenidas en una crucifixión, lo cual hace posible y viable que haya pertenecido a Cristo.

Como mencionamos al inicio de este artículo, la autenticidad del sudario era cuestioable. Algunas personas sostienen que es el mismo sudario que cubrió a Jesús de Nazaret en el sepulcro para dejar grabada en las fibras del lino su figura antes de su resurrección.  Otro grupo de personas argumentan que la manta es un total fraude y que fue falsificada en la época medieval.

Lo creas o no, lo único cierto es que la manta contiene entre sus fibras sangre humana, y definitivamente la sangre de la persona que dejó la huella permanente no tuvo una muerte tranquila.

 

Un síndrome sorprendente

Para este mes, tocaremos un tema interesante. Hablemos de un síndrome, cual genera un gran asombro ante las personas comunes. El síndrome savant,  un conjunto de síntomas cognitivos anómalos, que el investigador Darold Treffert define como un estado patológico según el cual algunas personas con desórdenes mentales y pese a sus discapacidades físicas, mentales o motrices, poseen una sorprendente habilidad o habilidades mentales específicas. Esta situación puede ser genética, o  adquirida. Según investigaciones, se ha demostrado que las capacidades de algunos savants han sido accionadas por una lesión cerebral.

Desde el año 1789, este síndrome se describió. Benjamín Rush documenta el caso de un paciente el cual contaba con la capacidad de calcular la edad de las personas en tan solo segundos, ¿te parece asombroso? A partir de ese momento, el fenómeno Savant ha causado un completo revuelo a los científicos, aunque aún no se haya podido dar una explicación satisfactoria. Lo que si se ha establecido, es una asociación entre el síndrome y el daño cerebral que se presenta en pacientes con demencia frontotemporal progresiva, lo cual hace que en ellos se desarrollen habilidades impresionantes artísticas, pero no habilidades abstractas o simbólicas.

En hallazgos recientes, se ha descubierto que parte de sus habilidades se deben a que se llevan a cabo los procesos mentales con hemisferios cerebrales distintos a los que una persona promedio utiliza.

Se cree que en el mundo han sido diagnosticadas alrededor de 50 personas con este síndrome.
Mencionemos las características que se presentan con el.

Memoria prodigiosa
Es una memoria que él define como muy profunda, pero desafortunadamente estrecha, es decir, sí que recuerdan, pero tienen dificultad a la hora de utilizarla.

Cálculo de fechas
Algunos savant pueden memorizar cosas extraordinarias, como calendarios; pueden también recordar datos referentes a cada uno de esos días.

Cálculo matemático
Estos individuos poseen la capacidad para realizar complicadísimos cálculos matemáticos mentalmente de manera inmediata y precisa; tal es el ejemplo el cálculo de números primos o la realización de divisiones con 100 decimales mentalmente. Eso sí que es sorprendente.

Habilidades mecánicas y espaciales
¿Te imaginas a alguien con la capacidad de poder medir distancias sin la necesidad de utilizar instrumentos de medición? Ellos pueden hacerlo, además de memorizar mapas o direcciones.

Pareciera que estamos hablando de un súper poder, porque dentro de sus hablididades más inusuales, se encuentra el aprendizaje de varios idiomas, una fuerte agudización de los sentidos o calcular el tiempo sin la necesidad de usar relojes.

Datos interesantes

Uno de cada diez autistas tienen las habilidades de un savant.

El 50% de los savants son autistas; el otro 50% tiene otra incapacidad relacionada con el desarrollo, retraso mental, lesión cerebral o enfermedad mental.

Los varones savants superan seis veces en número a las mujeres savants. 

 

 

 

 

 

Links para web:

Si te interesó el tema, conoce más en la revista en esta revista.

http://www.muyinteresante.es/curiosidades/preguntas-respuestas/ique-es-el-sindrome-de-savant-o-sindrome-del-sabio

O si lo prefieres con estadísticas, lo encuentras en  lifeder.com

Orlov Negro: La joya de la muerte

A este peculiar diamante negro, se le atribuyen tres suicidios trágicos en la historia. El Orlov Negro o El Ojo de Brahma es un raro diamante de 67,5 quilates. La historia de esta piedra preciosa es tan negra como su propio color.

Se cree que algún momento del siglo XIX esta piedra formaba parte de un diamante de 195 quilates y fue extraída por un monje nómada de una estatua de Brahma (divinidad hinduista que simboliza un creador del universo) ubicada en la localidad india de Pondicherry.

Desafortunados propietarios
En cuanto al apellido ruso Orlov, hay distintas versiones, aunque lo cierto es que en todas ellas figuran miembros de la misma familia nobiliaria.
A principios del siglo XX el diamante se encontraba en posesión de una señora de origen noble llamada Nadezhda Viúgina-Orlova, que escapó a Roma tras la Revolución Rusa de 1917 y se suicidó arrojándose de un edificio en la capital italiana, hecho que todavía no tiene explicación.

Según otra fuente, el nombre de la piedra proviene de la princesa Nadezhda Orlova, hija del gran duque ruso Pedro Románov. Supuestamente ella porta el diamante negro al Reino Unido en el siglo XVIII y según la prensa de la época, se quitaría la vida, lo cual la familia negó rotundamente. Nunca apareció prueba alguna de ello.

Por otra parte hay informes sobre otra ‘víctima’ de la piedra, Leonila Víctorovna Bariatinsky, también noble rusa huida a la Ciudad Eterna. Según apuntan estas fuentes, poco antes del suicidio de Viúgina-Orlova, Bariatinsky puso fin a su vida de la misma manera.
En 1932 la piedra apareció en los EE.UU., donde la importó el comerciante de diamantes J. W. Paris (de quien no se conoce mucho), la vendió y se suicidó pocas semanas después arrojándose desde un rascacielos en Nueva York.

Piedra menguante, misterio intacto
No hay ninguna información fiable sobre otras posibles ‘víctimas’ de la piedra, pero sí se sabe que en algún momento alguien redujo el tamaño original del diamante casi dos veces. En los años 1950 el propietario del Orlov Negro lo convirtió en un diamante de 67,5 quilates, su forma actual.
Esta joya tan extravagante, salió a subasta varias veces a lo largo del siglo XX. Actualmente forma parte de un collar que en 2006 fue adquirido por la actriz estadounidense Felicity Huffman. La famosa lo lució en la ceremonia de los Oscar de aquel año. Ciertamente, los misterios que envuelven al Ojo de Brahma siguen intactos.