¿Tu hijo usa internet?

Si los peligros del internet te preocupan, o quieres estar seguro que tus hijos navegan seguros en la red, te presentamos las siguientes recomendaciones de seguridad.

Procura que la computadora en casa esté en un sitio visible, y no en las recámaras o cuartos cerrados o aislados de la casa, esto permitirá la fácil y constante supervisión de lo que ven o buscan los niños y jóvenes en Internet.

Infórmate sobre programas especializados de filtro y/o bloqueo que evitan que los niños y jóvenes tengan acceso a sitios nocivos para su salud física y mental. Algunos de éstos se obtienen gratis de Internet y otros se pueden comprar con proveedores de este tipo de servicios.

Explícales a los niños y jóvenes que no todo lo que se ve en Internet es real, ya que mucho de su contenido es virtual y algunos contenidos son peligrosos. Déjales en claro que pueden recurrir a un adulto cuando se encuentren con información inconveniente.

Pasa algún tiempo con sus hijos mientras navegan en Internet y muestra interés por las personas con las que se comunican, al igual como lo hace con sus amigos reales. Habla con los padres de los amigos de sus hijos y trabajen en conjunto para ofrecer un ambiente de navegación seguro.

Adviérteles a los niños y jóvenes que no deben confiar en cualquier persona que se encuentren en chats y/o canales de plática, ni proporcionar sus datos personales o citarse con extraños sin su autorización que pudiera poner en riesgo la seguridad de la familia. No deben compartir nunca fotos de ellos o de la familia con personas que conocen en Internet.

Protege las contraseñas de sus hijos y crea nombres genéricos. Asegúrate de que sus hijos no tengan alias que revelen su información personal, incluyendo su nombre completo, edad, género, etc.

Advierte que no deben llenar cuestionarios que se encuentren en Internet sin su permiso y supervisión.

Enséñales a no aceptar dinero o favores de extraños.

Adviértales que nunca revelen la contraseña de Internet a ninguna persona incluso si esa persona dice trabajar para un proveedor de servicio de Internet. Enseña a tus niños a velar por su propia seguridad.

Limita el tiempo que los niños y jóvenes usan para navegar en Internet.

Lo mejor es que no les des a tus hijos los números de tarjetas de crédito que manejas.

Si detectas una página, sitio, comunidad o persona en chat que promueva, distribuya, produzca y/o venda pornografía infantil en Internet denúnciela a la policía cibernética de la PFP al correo electrónico policía_cibernética@ssp.gob.mx

Si tomas estas medidas sencillas y mantienes una comunicación abierta con tus hijos sobre los parámetros para el uso de Internet, puedes sentirte tranquilo al permitirles tener una experiencia educativa y segura en línea cada vez que naveguen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *