Detrás de la máscara

El  23 de septiembre  de 1917 nació Rodolfo Guzmán Huerta, mejor conocido como “El Santo”, una de las máximas leyendas mexicanas, debutó el 28 de abril de 1934 en la arena Peralvillo en donde utilizó su propio nombre.

Originario de Tulancingo, Hidalgo, su familia se mudó a la Ciudad de México en 1920 y se asentó con su familia. Llegaron al Barrio de Tepito.

Practicaba béisbol y futbol americano. Pero fue después cuando se interesó por la lucha. Empezó por practicar Jiu Jitsu y después lucha grecorromana. Durante la década de los años 30, se consolidó como luchador.

Los apodos de esta popular figura fueron varios: “Rudy Guzmán”, “El Hombre Rojo”, “El Enmascarado”, “El incógnito”, “El Demonio Negro” y “El Murciélago II”. Este último ocasionó  algunos problemas con Jesús Velázquez, el Murciélago original, y por petición de la Comisión Mexicana de Boxeo y Lucha, se lo tuvo que quitar.

Estrenó su nombre artístico en 1942, cuando su entrenador Jesús Lomelí decidió que su equipo usara vestimentas plateadas. Escogió entre tres nombres: “El Ángel”, “El Demonio” o “El Santo”. Ya sabemos con cuál se quedó; el 26 de abril el luchador salió al ring debutando en el bando de los “rudos”.

Obtuvo muchas máscaras y es uno de los luchadores con más títulos del país.  Las máscaras que obtuvo fueron: Black Shadow, Espanto I, El Gladiador entre otras y las cabelleras de Bobby Bonales, René Guajardo y Perro Aguayo.

En el año de 1952 se publicó la historieta mexicana “El Santo, El Enmascarado de Plata”, la cual lo convirtió en el primer personaje que salía en una publicación de este tipo. Después de un tiempo y por problemas legales, la imagen fue sustituida, postergando la distribución hasta los años ochenta.

Fue en los años cincuenta, cuando Huerta recibió la oferta de realizar películas con el actor Fernando Osés. Fueron los primeros dos filmes: “Santo contra el Cerebro del Mal” y “Santo contra los Hombres Infernales”, los estrenados en 1958.

Este emblemático luchador jamás perdió la máscara en una pelea; sólo mostró una parte de su rostro en un programa de televisión conducido por Jacobo Zabludowsky.

Nuestro ídolo partió de este mundo el 5 de febrero de 1984 a consecuencia de un infarto al miocardio, siendo su funeral un gran evento donde asistieron miles de espectadores, entre ellos Blue Demon y Black Shadow.

Fue sepultado en Mausoleos del Ángel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *