Día del Psicólogo el 20 de mayo

En esta ocasión, con motivo de la celebración del Día del Psicólogo el 20 de mayo, en varios países incluido México, hablaré un poco del quehacer psicológico.

La labor del psicólogo, desde siempre se ha visto envuelta en una serie de mitos, dudas, falacias e incluso bromas…..”si eres psicólogo, me estás analizando”, “como eres psicólogo no debes enojarte”, “el psicólogo es para locos”, “el psicólogo solo te da consejos”, y muchos otros más.

Los psicólogos somos especialistas en la salud, en la salud mental que tan importante es, como la física; si nos sentimos mal vamos al doctor, lo lógico es que si tenemos dificultades con nuestras emociones, conflictos con nuestros pensamientos y necesitamos orientación para poder acomodar ciertas cosas en nuestra vida, acudamos pues con el profesionista que puede realizar ese trabajo y este profesionista es el psicólogo.

Hay quien cuestiona el valor científico de la Psicología, desdeñando cualquier supuesto o conocimiento derivado de ésta; sin embargo, es una ciencia… una ciencia relativamente joven, pero ciencia al fin, y me atrevo a decir que bastante amplia porque abarca aspectos de grandes áreas del conocimiento: ciencias sociales y ciencias de la salud. Usamos el método científico para desarrollar nuevos descubrimientos que nos permiten seguir avanzando en el conocimiento de la mente humana.

Es definida como la ciencia que estudia el comportamiento humano y dicho sea de paso, comportamiento engloba varios elementos: nuestras creencias, emociones, sentimientos, percepciones, actitudes, habilidades, destrezas, razonamiento….en pocas palabras la Psicología estudia al ser humano en su esencia, en esa conexión mente-cuerpo que lo hace ser persona.

¿Quiénes van al Psicólogo? Cualquier persona que esté atravesando por una situación que la ha llevado a perder el equilibrio emocional en su vida, originándole ansiedad, estrés, depresión; personas que deseen conocerse mejor para aumentar su valía personal; quien necesite de orientación que le permita tomar decisiones acertadas en cuanto a su elección de carrera. Niños y adolescentes que requieren de modificación de conducta, apoyo para el trabajo con dificultades de aprendizaje y emocionales. Familias que desean desarrollar una dinámica más sana para favorecer el estado psicológico emocional de sus integrantes.

Existen otros motivos, otras causas por los cuales podemos asistir…el primer paso definitivamente es desear hacerlo y aceptar que no podemos solos con la situación por la que estamos atravesando; despojémonos de la mente, esas ideas erróneas que tenemos acerca del psicólogo, alguna vez todos hemos necesitado de ellos…incluso nosotros los propios psicólogos.

Cuidemos de nuestra salud mental, pues muchas veces las afecciones físicas tienen su origen en una problemática psicológica; busquemos nuestro bienestar integral y recordemos que asistir con el psicólogo no es símbolo de debilidad, sino más bien de valentía, de decisión, de amor propio.

Feliz día a todos mis colegas, practiquemos nuestra profesión con humanidad, con pasión y con humildad, y sobre todo disfrutemos el placer de ser psicólogos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *