Tu aliado de belleza: Bicarbonato de sodio

Este preciado elemento tiene más usos de las que te imaginas. Sirve de gran ayuda para el cuidado de la piel. Es buenísimo como blanqueador y para deshacernos de olores indeseables. Verás que es posible embellecerte sin gastar demasiado. Si quieres experimentar sus usos, échale un ojo a nuestros consejos.

Mascarilla exfoliante

Mezcla bicarbonato de sodio con yogur y aguacate para preparar una mascarilla y dejar tu cutis libre de asperezas. Debes dejarla actuar por 20 minutos y retirar con agua tibia. Te espera un rostro limpio y suave.

Blanqueador de axilas

Si haces una fusión de bicarbonato de sodio con agua y lo aplicas en tus axilas, puedes estar segura que si eres constante les devolverás su color original. De igual manera sirve para las rodillas, codos y tobillos. Para lograr que su efecto blanqueador sea efectivo, aplícala con un masaje circular para retirar las células muertas. Claro, la constancia con la que lo hagas es lo que te dará muy buenos resultados. Si el área es muy oscura, debes aplicar esta mezcla diariamente.

¡Huele bonito!

Si haces una pastita con bicarbonato y aceite de almendras, evitarás el mal olor en las axilas ¿Oler mal? No, eso jamás.

Manos de princesa

Si combinas miel con bicarbonato de sodio, le darás a tus manos el más suave apapacho. Haz la prueba y comprueba por ti mismo, si has notado que tus manos ya no se sienten tan suaves como antes.

Adiós granitos

Forma una pasta con limón y aplícala sobre un molesto granito. Notarás que se seca mucho más rápido de lo normal.

Cabello sin residuos

Si tu cabello acumula residuos o empieza a lucir grasoso y poco manejable, ¡te tenemos la solución! Mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio con tu champú, para después masajear tu cabello por 10 minutos. Cuando lo enjuagues, notarás tu cabello mucho más limpio y fresco.

Sonrisa de ganador

No es un secreto que en la industria de pastas de dientes lo utilicen para una blancura de película.

El remedio consiste en blanquear los dientes mezclando bicarbonato de sodio con agua y una pizca de sal. Utiliza esta pastita para cepillar tus dientes y verás cómo se irán desmanchando con el uso.

Para el aliento de león

Las gárgaras de agua con bicarbonato de sodio, te ayudarán con el mal aliento. Claro que una limpieza regular te ayudará también.

Piecitos suaves y relajados

Pasan desapercibidos, pero nuestros pies también necesitan amor. El bicarbonato te ayudará a relajarlos después de un día pesado y a mantenerlos libres de células muertas. Mezcla tres cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente con agua y sumerge tus pies durante 10 minutitos; tus pies quedarán hermosos y sanos ¡notarás la diferencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *