Historia y datos interesantes de la Expropiación petrolera

La unión de diversas compañías en una sola fue lo que marcó el origen de Petróleos Mexicanos (PEMEX), gracias a la expropiación petrolera, hecho dirigido por el gobierno.

La ley de la Expropiación se ejecuta el 18 de marzo, en el año de 1936, en el artículo 27 de la Constitución Mexicana, fue un evento de nacionalización del sector petrolero.

Este hecho, consistió en la expropiación legal de la maquinaria, instalaciones, edificios y más de diversas compañías que trabajan el petróleo, así como sus filiales o subsidiarias con la promesa de cumplir con los pagos a los involucrados.

El General Lázaro Cárdenas declaró la expropiación con la que la riqueza petrolera, se volvió propiedad de la nación mexicana.

En un discurso a la nación, Cárdenas pidió el respaldo moral y material para poder llevar a cabo el acto de expropiación que podría representar un sacrifico económico para poder saldar el compromisos de indemnización y un eventual reajuste cambiario.

No obstante, a la opinión de los extranjeros, Lázaro Cárdenas dejó en claro que el deseo que tenía su gobierno era comercializar el petróleo mexicano con países de tendencia democrática.

Finalmente dio paso a la lectura de los cuatro artículos del decreto de expropiación con sus dos consideraciones: la negativa de las empresas a acatar el fallo de la Junta de Conciliación y la ejecutoria de la Suprema Corte de Justicia; y la aplicación de la ley de expropiación basada en el artículo 27 constitucional.

Previo al decreto de Lázaro Cárdenas, en el país predominaban las empresas extranjeras. El 60% del petróleo mexicano estaba en manos de ingleses y el 39.2% era manejado por empresas norteamericanas.

El pueblo entero apoyó el decreto de Cárdenas, por lo que se hizo una manifestación a la que asistieron alrededor de 100 mil personas.

Por mucho tiempo ningún país quiso comprar petróleo o plata a México debido a la decisión de Cárdenas.

Durante la expropiación petrolera, ciudadanos mexicanos entregaron a Cárdenas gallinas y alcancías de puerquitos, para que el mandatario pudiese pagar la nacionalización del crudo.

En 1955 se le otorgó el Premio Stalin de la Paz, una presea equivalente al Nobel que era entregado anualmente por la Unión Soviética a individuos pertenecientes a partidos marxistas que hubiesen contribuido a la paz entre pueblos.

El Decreto Expropiatorio fue dado a conocer a las 22:00 hrs. mediante un mensaje vía radio a nivel nacional.

Las compañías expropiadas exigieron un pago inmediato de sus compensaciones.

Con el objetivo de mantener buenas relaciones con México, el gobierno de Estados Unidos aceptó la decisión del presidente Cárdenas.

En la misma fecha, Estados Unidos celebra el Día Nacional del Biodiésel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *