Libérate del EGO

¿Qué es el egocentrismo? Si hay algo que causa sufrimiento, vicios y temores, es el ego. El egocentrismo es la exaltación de la propia personalidad. Es una confusión con respecto a nuestra propia identidad. El ego depende de la mente, y tal como lo concebimos, podemos desvanecerlo dejando de creerle.

No te sientas ofendido

Lo que te ofende, te debilita. Para sentirte ofendido podrían sobrar situaciones: es tu ego en plena acción, diciéndote que el mundo no debería de ser como es. Sentirse ofendido crea la misma energía destructiva que te ofendió y que lleva al ataque, al contraataque y a la guerra.

Libérate de la necesidad de ganar

Ganar es algo que le encanta al ego, aunque empeñarse en ganar, es un método contraproducente si de controlar al ego se trata. Ten en claro que es imposible ganar todo el tiempo. No podemos perder en un mundo en el que todos compartimos la misma fuente de energía.

Libérate de la necesidad de tener razón

Olvidarse de la necesidad de tener siempre razón en las discusiones y las relaciones es como decirle al ego: “No soy tu esclavo. Quiero abrazar la bondad y rechazo tu necesidad de tener razón. Aún más; voy a ofrecerle a esta persona la posibilidad de que se sienta mejor diciéndole que tiene razón y darle las gracias por haberme encaminado hacia la verdad”.

Libérate de la necesidad de ser superior

La verdadera nobleza no tiene nada que ver con ser mejor que los demás. Se trata de ser mejor de lo que eras antes. Céntrate en tu crecimiento, con constante conciencia de que no hay nadie mejor que nadie en este planeta.

Libérate de la necesidad de tener más

Por mucho que logres o adquieras, tu ego insistirá en que no es suficiente. Te verás luchando continuamente y eliminarás la posibilidad de alcanzar la meta, pero en realidad ya la has alcanzado. Irónicamente, cuando dejas de necesitar más, te llegara más de lo que deseas.

Libérate de la necesidad de identificarte con tus logros

No eres sólo tus logros. Eres el observador; fíjate en todo y agradece las capacidades que te fueron concedidas, así como la motivación pala lograr cosas.

Libérate de tu fama

La fama que lograste, está en la mente de los demás, no tienes ningún control sobre ella.

No te preocupes demasiado por el cómo te percibe la gente. Deja que otros comenten de tu fama, no tiene nada que ver contigo.

Libérate del sentimiento de culpa

No culpes a otros por lo que hagan o sientan. Con esto solo estas prolongando la permanencia del ego. No te reproches ni juzgues en extremo. Cuando alguien te comenta algo de lo que te sientas culpable, no te pongas a la defensiva. Libérate de toda culpa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *